Cuánto talento

Hay muchas maneras de medir la crisis económica. Nosotros percibimos una de sus peores caras –el paro– en el correo electrónico; en concreto, cuando recibimos currículos de jóvenes profesionales (y no tan jóvenes) que buscan trabajo. Hasta hace un año nos llegaban de forma esporádica, poco a poco su frecuencia aumentó y ahora los recibimos casi a diario. Prácticamente todos llegan por email; algunos, por correo tradicional, y hasta nos los han entregado en mano. Son de filólogos, editores, profesores, traductores, diseñadores gráficos, ilustradores, fotógrafos, profesores... Todos tienen experiencia, dominan o se defienden bien en varios idiomas y en su historial académico no faltan másteres o cursos de posgrado o especialización, con frecuencia realizados en el extranjero. Al estudiar su experiencia profesional se nota que muchos han sufrido la plaga de los contratos basura, pero cada vez son más los currículos de profesionales con 8, 10 o más años de experiencia en un mismo puesto que, de repente, se encuentran en la calle. 

Nosotros respondemos a todos sus mensajes. Agradecemos que tengan en cuenta nuestra pequeña empresa, aunque no tengamos capacidad de ofrecerles trabajo, al menos de momento. Nos gustaría tener la oportunidad de colaborar con muchas de las personas que nos han escrito porque en sus currículos hay talento, y se está desperdiciando.

Escribir comentario

Comentarios: 0